302016Dic
Qué diferencia hay entre una laparoscopia y endoscopia

Qué diferencia hay entre una laparoscopia y endoscopia

Puede que para un profano no esté muy clara la diferencia entre laparoscopia y endoscopia. A pesar de estar íntimamente relacionadas, mientras la endoscopia se define como un método de diagnóstico exploratorio, la laparoscopia es además un procedimiento quirúrgico menos invasivo que la cirugía tradicional.

Qué es una endoscopia

Una endoscopia es un método diagnóstico en el que el objetivo es la observación directa de un órgano o una cavidad a través de una óptica o endoscopio. Se realiza a través de orificios naturales del cuerpo como pueden ser la boca, la uretra o el ano, o bien directamente a través de la pared que los protege, y puede realizarse con sedación, anestesia local o general.

Cambia de nombre dependiendo de la zona a explorar (artroscopia, colonoscopia o  colposcopia entro otros) y los datos obtenidos de esta forma proporcionan una información mucho más fiable que la obtenida por otros métodos externos como ecografías o radiografías.

Qué es una laparoscopia

Una laparoscopia es un procedimiento quirúrgico que se utiliza para establecer un diagnóstico cuando otras pruebas no resultan concluyentes. A la vez, es una cirugía mínimamente invasiva.

Para poder realizarla se introduce en la cavidad abdominal dióxido de carbono a través de una de las pequeñas incisiones (normalmente no mayores de 2 cm) que previamente ha practicado el cirujano en  la pared abdominal, de esta forma el profesional consigue ampliar tanto  el campo de trabajo como el visual.

A través de dichas aberturas se introduce el laparoscopio, que es un pequeño aparato quirúrgico equipado con luz y con una lente óptica que proyecta  a una pantalla las imágenes del interior del abdomen que el cirujano analiza con detalle y que utiliza para maniobrar con seguridad.

Las distintas incisiones permiten acceder al cirujano al interior del sujeto con el instrumental laparoscópico necesario para realizar las distintas operaciones , pero sin necesidad de “abrir al paciente”.

Se alcanza el mismo éxito que con una cirugía tradicional pero la recuperación  postoperatoria es mucho más rápida al tratarse de una cirugía mucho menos agresiva.  Sólo en contadas ocasiones el cirujano se ve obligado a ampliar la abertura para poder terminar con éxito la operación.

La diferencia entre una laparoscopia y endoscopia queda ahora mucho más clara, ¿verdad?




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *